Archivo

Posts Tagged ‘infrarrojos’

Recopilación de imágenes espacio-espectaculares de la ESA.

La imagen de arriba es una de las muchas que podemos encontrar en el repositorio del telescopio espacial Herschel de la ESA. Su espejo es de 3.5 metros de diámetro (lo cual supera al telescopio Hubble) y se encuentra entre los telescopios más grandes del mundo.

Posee una banda de infrarrojos y microondas que le permite observar hasta los objetos más tenues. Esto le da una fé a los astrónomos para poder explorar sobre las formaciones que se producen allí fuera.

Podéis encontrar todas las imágenes aquí.

Una sonda para mapear el espacio oculto.

9 diciembre 2009 Deja un comentario

La NASA mandará al espacio la nueva sonda Wide-field Infrared Survey Explorer, algo así como un cartógrafo que mapeará el universo que no podemos ver.

La mayoría de la luz proveniente de estrellas y otros objetos del universo nos resulta invisible, por dos razones:

La primera es que llega en forma de infrarrojos, con longitudes de onda demasiado largas como para que sean perceptibles por el ojo humano. Y la segunda es que la mayoría de esta radiación no penetra en la atmósfera de la Tierra para que podamos captarla.

Por ello, la nueva sonda tratará de hacerlo desde el espacio, bajo el nombre de WISE (un juego de palabras entre el acrónimo de la sonda y sabio, en inglés), que recorrerá circularmente a unos 450 kilómetros de altitud en una órbita polar, con un telescopio y detectores infrarrojos que fotografiarán el firmamento entero cada seis meses.

Es la continuación del Satélite Astronómico de Infrarrojos que hizo el primer mapa de calor del Universo en la década de los ochenta. Y será el precursor del James Webb Telescope, cuyo lanzamiento está previsto para el año 2004.

El IRAS (Satélite Astronómico de Infrarrojos) disponía de 62 pixeles. El WISE, de 4 millones, siendo así cientos de veces más sensible y capaz de otear un volumen de universo muchísimo mayor.

Su objetivo primario es encontrar estrellas enanas y asteroides que pudieran suponer una amenaza para la civilización en la Tierra en un futuro, además de encontrar numerosas cosas interesantes a las que tendrán que observar los telescopios del futuro.

Vía| EspacioCiencia