Buscar resultados

Keyword: ‘einstein’

Se confirma la ecuación de Albert Einstein.

Este suceso ha durado solamente efímeras 1.5 centésimas partes de un nanosegundo, pero ya tiene nombre: B+. Ha nacido gracias al choque de dos protones contra otro a la velocidad de la luz, teniendo como resultado una partícula con 5 veces más masa que sus protones originales.

Pero, a pesar de lo efímero del experimento (llamado beauty [belleza]), se ha obtenido un doble éxito, según un comunicado difundido por los científicos del CERN:

1. Se ha creado la primera partícula de antimateria.

2. Es posible crear masa a partir de energía pura (la famosa fórmula de Einstein, E=mc2).

La partícula sólo vivió ese instante, recorrió 2 milímetros y finalmente estalló en una lluvia de material subatómico. Pero ha sido suficiente para generar toda una nueva dimensión de misterios por resolver.

Los investigadores concluyeron con esto:

Los científicos están evaluando diferentes posibilidades pero, dado que sólo podemos observar un 4% de la energía y materia total del universo, podemos inferir que la respuesta al misterio de la antimateria se encuentra en la parte desconocida del mismo.

Einstein y Schrödinger…

20 octubre 2009 4 comentarios

Solvay Conference 1927

Erwin Schrödinger fue un físico austriaco que ayudó a crear los fundamentos de la mecánica cuántica. Al igual que Einstein, Schrödinger no estuvo de acuerdo con los extremos a los que otros llevaron la nueva ciencia. Fue uno de los pocos científicos que se alinearon con Einstein en contra de la mecánica cuántica, intentando buscar una teoría unificada que mejorase las teorías que todos los demás apoyaban. Hasta que ocurrió un terrible malentendido.

Einstein y Schrödinger trabajaron juntos en los primeros años 30 como profesores del Instituto Kaiser Wilhelm en Berlín. Ambos destacaron en esta institución extremadamente rígida y formal como profesores que trataban a sus alumnos como iguales. Los dos disfrutaban de paseos juntos, a pie y en velero, y llegaron a ser amigos íntimos.

Como muchos de sus contemporáneos, Einstein y Schrödinger comenzaron a escribirse acerca de su trabajo mucho antes de conocerse en persona. En los años 20, toda la comunidad de físicos se concentró en una nueva clase de ciencia que había dado en llamarse mecánica cuántica, ya que estaba basada en la idea de que la luz y la energía no eran flujos continuos, sino que estaba formada por paquetes llamados cuantos. Einstein fue el primero en sugerir que la luz estaba hecha de cuantos, por lo que participó en el desarrollo de la mecánica cuántica desde el principio. Pero este campo estaba empezando a adquirir lo que Einstein y Schrödinger estaban de acuerdo en llamar un giro estrafalario.

Cuanto más y más se aprendía, más parecía que la mecánica cuántica eliminaba las leyes de la causalidad, insistiendo en que los procesos atómicos eran tan aleatorios que no se podía predecir exactamente lo que ocurriría a continuación. En 1925 Werner Heisenberg propuso una nueva clase de matemáticas matriciales que podían usarse para hacer predicciones probabilísticas acerca de cómo un átomo podría reaccionar en una situación dada. Este trabajo fue saludado, y con razón, como una gran ayuda para la incipiente teoría, pero también implicaba la idea de que solamente se podían hacer “conjeturas” acerca del comportamiento del átomo.

Al año siguiente, Schrödinger publicó lo que esperaba que fuese una alternativa mejor. Ideó otro conjunto de herramientas matemáticas para que sirvieran de ayuda con la mecánica cuántica, llamada mecánica ondulatoria. Einstein se alegró mucho con la noticia. Las matemáticas de Schrödinger, haciendo referencia a las cualidades físicas de las ondas como hacían, parecían dar esperanza a la idea de que había una razón física tras las rarezas del comportamiento atómico. Einstein, que estaba muy a disgusto con las probabilidades de Heisenberg, escribió a su amigo Michele Besso en mayo de 1926: “Schrödinger ha aparecido con un par de artículos fantásticos sobre las reglas cuánticas”. Leer más…

Hace 100 años que Einstein expuso su teoría de la relatividad

19 septiembre 2009 2 comentarios

Hace cien años, el 21 de septiembre de 1909 en Salzburgo (norte de Austria), el joven Albert Einstein presentó en público por primera vez su teoría de la relatividad, publicada en 1905.

Dichos trabajos, que revolucionaron la física, fueron acogidos en ese entonces más bien fríamente por sus colegas. Einstein, de sólo 30 años, participaba en su primer congreso.

En el gimnasio de la escuela Andrae, donde se llevó a cabo la reunión de investigadores en ciencias naturales y médicos alemanes, la famosa fórmula E=Mc2 (Energía igual a la masa multiplicada por la velocidad de la luz al cuadrado) no causó sensación. Los presentes no captaron su alcance.

Categorías:Astronomía, Física Etiquetas: , ,

Ciencia bella.

No tengo mayor aspiración que formular la belleza de la ciencia. Pongo esa belleza antes que la ciencia. Nitimur in vetitum (Nos esforzamos por lo que está prohibido): siempre deseamos dos cosas: a la mujer del vecino y la perfección que somos menos susceptibles de obtener.

Erwin Schrödinger

Solo se pueden demostrar mis errores.

“Ninguna cantidad de experimentación puede probar definitivamente que tengo razón; pero un solo experimento puede probar que estoy equivocado”.

Albert Einstein

Categorías:Ciencia, Citas Etiquetas: , ,

Las 370 contraseñas prohibidas por Twitter.

30 diciembre 2009 1 comentario

Este post me pareció útil para los/as que os vayáis a crear una cuenta de Twitter y vayáis a poner alguna de estas contraseñas. Podéis verlas en el Código Fuente de Twitter, pero os las pongo también aquí para vuestra comodidad: Leer más…

Categorías:Internet Etiquetas: ,

Realidades ambiguas.

Las proposiciones matemáticas, en cuanto tienen que ver con la realidad, no son ciertas; y en cuanto que son ciertas, no tienen nada que ver con la realidad.

Albert Einstein

Categorías:Matemáticas Etiquetas: , ,

¿Por qué pensar en el futuro?

Nunca pienso en el futuro, llega enseguida…

Albert Einstein

Categorías:General Etiquetas: , ,

Midiendo nuestra inteligencia…

La inteligencia está definida como la capacidad de todo ser humano de entender, asimilar, elaborar información y utilizarla adecuadamente, aunque la propia definición ha estado siempre sujeta a polémicas entre unos y otros.

La forma de medir la inteligencia nunca es exactamente precisa, porque no es una cualidad medible (como lo puede ser la estatura o el peso). Para medir la inteligencia, una persona se somete a tests de percepción, de memoria, de elaboración, de tratamiento de la información. Son tests cualificados creados por expertos psicólogos y siempre supervisados, aunque nosotros mismos podemos hacer test de ingeligencia desde nuestra casa, con nuestro ordenador.

En esta página web he encontrado un test de 40 preguntas tras el cual te darán una idea aproximada de tu cociente intelectual, cuya media en la población está en 100. Lógicamente, la puntuación obtenida no es exacta, además de que puede estar condicionada al estado anímico del usuario.

También puedes pasarte por la página web de MENSA, una asociación de superdotados, donde te proporcionarán un test de prueba de 18 preguntas. Si el resultado es satisfactorio, podrás pedir un test oficial que te mandarán por correo, aunque este es de pago.

Si simplemente quieres hacerte una idea aproximada de tu inteligencia, en internet encontrarás numerosos tests y juegos de ingenio.

Y si quieres puedes echarle un vistazo a este Test diseñado por el mismo Albert Einstein que dijo que sólo un 2% de la población mundial podría resolverlo. ¿Formas parte de ese 2%?

Vía| EspacioCiencia

Imagen| Psique.Quinn

Categorías:Neurología Etiquetas: , ,

Premio Nobel Física 2009

El científico chino Charles K. Kao ha sido galardonado con el Premio Nobel de Física 2009, por sus “extraordinarios logros en materia de transmisión de la luz mediante fibras para la comunicación”. Compartirá el premio con dos científicos estadounidenses, Willard S. Boyle y George E. Smith, quienes han sido premiados por la invención del sensor CCD.

instalacion-aerea-de-fibra-optica-thumb

El invento de Boyle y Smith data de hace 40 años. Fue en 1969 cuando crearon el primer sensor CCD, uno de los elementos principales de las cámaras fotográficas digitales. Básicamente, el CCD es el sensor que capta la imagen que queremos fotografiar, gracias a sus diminutas células fotoelétricas. La capacidad de detalle de la cámara fotográfica dependerá del número de células fotoeléctricas de las que disponga el CCD. La teoría inicial fue expuesta por Albert Einstein, razón por la cual fue galardonado por el Nobel en el año 1921. Básicamente, el sensor CCD es el ojo de nuestras cámaras. Ni que decir tiene que la investigación ha crecido exponencialmente gracias al uso de las cámaras digitales, permitiendo posibilidades impensables antes de su creación.

Además, le tecnología desarrollada por ambos científicos tuvo una gran acogida en el ámbito de la astronomía, aumentando la sensibilidad de las anteriores películas fotográficas (un 70% frente a un 2%).

Charles K. Kao, nacido en 1933, es un pionero en el uso de las fibras ópticas en telecomunicaciones. En los sesenta, Charles K. Kao consiguió transmitir luz a 100 kilómetros de distancia gracias a las fibras ópticas, cuando por aquel entonces el máximo que se había conseguido transmitir era de 20 metros. Hoy en día, las fibras ópticas copan todo el sistema de telecomunicaciones, consiguiendo transmitir cualquier vídeo, imagen, sonido o texto, a cualquier parte del planeta, en una porción de segundo. Si pudieramos poner en línea toda la fibra óptica que sostiene el planeta, tendríamos un simple cable de más de mil millones de kilómetros, algo así como lo suficiente para ponerle un cinturón a la Tierra… (¡con 25.000 vueltas!).