Inicio > Historia > Viaje en el tiempo sin movernos.

Viaje en el tiempo sin movernos.

Esta semana, frente al Congreso de los Diputados de Madrid encontraron una «cápsula del tiempo» del siglo pasado al mover la estatua de Miguel de Cervantes. Y es que algunos beneficios tiene vivir en un lugar de contínuas obras.
Al abrirla se ha observado que contenía cuatro tomos de El Quijote de 1819 y un Estatuto Real de 1834, además de un Diario de Aviso de Madrid de ese mismo año, un libro calendario manual y «guías para forasteros». Mientras nosotros nos devanamos los sesos estudiando en qué formato guardamos los materiales para dentro de dos siglos –que si CD, DVD, memorias de otro tipo, papel…– porque deben poder leerse dentro de 150 años, nuestros antepasados eligieron simplemente papel, insecticida y un sellado hermético del cofre del plomo, que ha mantenido los ejemplares «casi intactos».

Vía| Microsiervos

  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: